Fijadores externos

16 de Mayo del 2017

Fijadores externos

Fijadores externos. ¿Cuándo usarlos? Y ¿Por qué?

Introducción

El fijador externo es un sistema de inmovilización utilizado desde hace 2000 años, sus avances y sus nuevas configuraciones ha expandido su utilización como método provisional y definitivo en lesiones musculo esqueléticas.  Siendo una poderosa y útil herramienta dentro del armamento ortopédico, los fijadores externos son un método de tratamiento multipropósitos; es ahí, justamente, donde radica su versatilidad, y cuando el cirujano ortopedista lo tiene a mano y domina sus principios e indicaciones, es la herramienta adecuada para el tratamiento de fracturas expuestas, síndrome compartimental, poli trauma y/o fracturas complejas.

Un fijador externo (FE) es un aparato mecánico situado por fuera de la piel del paciente, que se fija al hueso a través de clavos o tornillos de Schanz trans-cutánea con fines terapéuticos, el componente externo sostiene los fragmentos óseos en posición mientras el hueso consolida. Entre sus principales ventajas se encuentra su rápida aplicación mínimamente invasiva y con una variedad de formas que permite versatilidad al cirujano de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

EL fijador externo ha evolucionado significativamente, sus configuraciones monoplanares, y multiplanares. como el muy utilizado Orthofix.  Además de los materiales utilizados para su fabricación como fibra de carbono, grafito, titanio y acero grado médico con múltiples diseños y candados, permite su aplicación universal a cualquier fractura y cualquier paciente apegándose a los principios básicos, haciéndolos más livianos, y más resistentes.

Los fijadores externos tienen indicación absolutas y relativas, ya que su utilización depende mucho del estado general del paciente, para la correcta osteosíntesis.


Indicaciones absolutas:

 

Fracturas expuestas (severas con lesión vascular, dérmica o quemaduras).

Fracturas infectadas.

Elongación de extremidades.

 

Indicaciones relativas:

Fracturas complejas.

Fractura de pelvis.

Pseudoartrosis.

Tumores óseos.

 

Principios de Fijación externa

1.- Estabilización.

2.- Compresión.

3.- Elongación.

4.- Transporte óseo.

5.- Facilita el acceso a lesiones de tejidos blandos.

                               

Permite una estabilización a distancia de la fractura, favoreciendo la recuperación los tejidos blandos, los clavos Schanz deben colocarse aproximadamente a 4 cm entre uno y otro, favoreciendo la fijación. EL primer clavo que se coloca es el más cercano al extremo de la fractura a 1.5 o 2 cm (lo más cercano a la fractura posible), para favorecer el control y la reducción de la fractura y deben tener un diámetro aproximado de 1/3 el diámetro del hueso en el que se utilizan.

Las barras de fibra de carbono aumentan la resistencia del sistema, para incrementar su firmeza y estabilidad las barras se deben colocar lo más cercano a la piel posible, sin lesionar estructuras aledañas y permitiendo la higiene del paciente.

Los candados permiten adaptabilidad, para manipulación de las barras, reducción y fijación de la fractura. La marca Sceclé cuenta con implantes ortopédicos como los fijadores externos tipo Orthofix recto en T, mini fijadores, modulares en todos los tamaños, así como los clavos y tornillos Schanz, candados universales, fabricados en México con la más alta calidad para adaptarse a cualquier tipo fractura y paciente.

Barra de fibra decarbono                 Clavo tipo Schanz                        Can

 

Su colocación se realiza en quirófano con todas las medidas antisépticas, con un abordaje mínimamente invasivo, para la colocación de los clavos, la perforación se puede realizar manual o mecánicamente, y finalmente se arma el constructo mediante las barras y candados necesarios para mantener una inmovilización absoluta, en casos de múltiples fragmentos se puede adicionar clavos.


Ventajas de la fijación externa:

Tiempo anestésico y quirúrgico corto.

Menor perdida sanguínea.

Estabilización temporal o definitiva.

Control de daños.

Técnica mínima invasiva.

Posibilidad de realizar intervenciones vasculares y cutáneas.

Rehabilitación precoz.

Movilización temprana.

Ficha Técnica.

Fijador externo de dedo.

Componentes:

Clavos Schanz (especiales para fijador de dedo).

-Diámetro 1.2 o 1.6 mm

-Longitud 100 mm

-Punta roscada (autoroscante, autoperforante).

Rotula o candado de sujeción.

-Para dos clavos Schanz 1.2 o 1.6 mm

-Angulación ajustable

Barras

-Diámetro 3.0 mm

-Longitud 20, 40, 60 ó 70 mm

- Acero o fibra de carbono.

        

Indicaciones:

El fijador externo para dedo de la marca Sceclé, está indicado en:


  • Fracturas complejas de falanges, metacarpianos y metatarsianos.

  • Fracturas expuestas de falanges, metacarpianos y metatarsianos.

  • Infecciones óseas. o de partes blandas en dedo.

  • Tumoraciones en dedo.

  • Alargamientos de falanges metacarpianos y metatarsianos.

  • Lesiones complejas sin cobertura cutánea en dedo.

Técnica quirúrgica.


  1. Anestesia general o regional. De acuerdo a preferencia del cirujano.

  2. Asepsia y antisepsia. De acuerdo a preferencia del cirujano.

  3. Inserción de clavos Schanz.



      1. El acceso a las superficies óseas debe ser siempre con sumo cuidado, evitando estructuras neurovasculares y tendinosas, . generalmente la colocación se realiza en situación oblicua desde un sentido dorso-radial o dorso-cubital, localizando primero tendones extensores evitándolos. 

                                          

      2. La inserción de los clavos lateralmente es posible en primer, segundo y quinto metacarpiano, y en tercio distal de las falanges, en el resto de metacarpianos, se debe realizar dorso-radial o dorso-cubital.

      3. Se colocan ambos clavos, proximal y distal al trazo de fractura u osteotomía, hasta que la punta del clavo Schanz esta fija en la cortical opuesta y alineadas en el mismo plano axial.





  4. Colocación de candados.

    1. Deslice ambos candados en los clavos Schanz previamente colocados, lo más cercano a la piel del paciente, permitiendo una higiene adecuada del aparato, y asegure ligeramente las tuercas de ambos candados.



                                         



  5. Colocación de la barra.

    1. Deslice la barra de conexión paralela al hueso fijado, realiza las maniobras necesarias para la reducción adecuada y fije apretando suficientemente ambas tuercas de los candados de sujeción. Manteniendo la reducción.

    2. Verifique la reducción mediante radiografías en varias proyecciones.



 

Bibliografía:


  1. Bible JE, Mir HR. External Fixation: Principles and Applications. J Am Acad Orthop Surg. 2015 Nov; 23(11):683-90

  2. Bravo Acosta Tania 
Diagnóstico y rehabilitación en enfermedades ortopédicas Editorial Ciencias Médicas; 2006

  3. Máximo Pericchi Eusebio: Fijación externa. La herramienta alternativa perfecta. Orthotips, volumen 11, número 1, ene.-mar. 2015,

  4. Eduardo Jordá: Breve historia de la fijación externa. Revista Española de Cirugía Osteoarticular. Vol. 41 - Nº 225 enero - marzo 2006.

  5. Fijación externa versus tratamiento conservador para la fractura distal del radio en adultos. Biblioteca Cochrane Plus, 2016, número 6 ISSN 1745-9990